Los beneficios de la Hipoterapia en los niños y niñas con un diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Por Javiera Prieto, Terapeuta Ocupacional de Centro Recreo.

¿Qué es la hipoterapia? La hipoterapia es un tipo de “terapia rehabilitadora alternativa. Su particularidad está en que se utilizan caballos para realizar programas de ejercicios dirigidos por un/a profesional cualificado/a” (Discapnet, S.F). Este tipo de terapia se utiliza en variados diagnósticos, tales como personas con Síndrome de Down, Déficit Atencional con Hiperactividad, Discapacidad Intelectual, espasticidad, Parálisis Cerebrales, Trastorno del Espectro Autista, entre otros. 

Sin embargo, en el presente artículo se dará a conocer los beneficios de la Hipoterapia en los niños y niñas con un diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista (TEA). Cabe mencionar que el TEA “por lo general se presenta desde temprana edad y persiste hasta la edad adulta. Los síntomas más comunes son hipersensibilidad a imágenes, sonidos y texturas, dificultades para adaptarse al cambio, tienen una rutina diaria, entre otras cosas” (Healthy Children; 10 de marzo del 2017).   

         

Imagen recuperada de: https://www.uchile.cl/noticias/48543/hipoterapia-integracion-con-el-apoyo-de-la-naturaleza

 Las sesiones de hipoterapia “suelen dividirse en tres partes repartiendo el tiempo entre ellas según sea conveniente para cada paciente” (Vithas,18 de febrero de 2019), las cuales son saludar al caballo, montar al caballo (realizar los ejercicios) y por último despedirse del caballo. Estos pasos se realizan con varios propósitos, como lo son el generar un vínculo entre el animal y el niño/a, obtener una rutina sin ser corrompida, además de ir disminuyendo el miedo si es que existe, por parte de la niña/o.

Este tipo de terapia en los niños y niñas con un diagnóstico de TEA suelen tener muchos beneficios para ellos, ya que dentro de los síntomas más comunes de este diagnóstico se puede encontrar la hipersensibilidad o hiposensibilidad, la cual se puede trabajar con el pelaje del caballo, acariciándolo. También encontramos las dificultades para adaptarse a nuevos cambios, lo cual se puede trabajar con cada nuevo ejercicio que se realice en cada sesión.

Por último, los caballos son animales muy inteligentes y sociales que perciben las emociones de las personas, por lo que son muy útiles para estos niños y niñas, ya que los ayudan a fortalecer sus habilidades sociales, formar un nuevo vínculo sin ser un evento estresante o de miedo, la superación de los miedos que puede tener cada niño/a, además de ser una nueva actividad satisfactoria dentro de la rutina del niño o niña.

Por otra parte, a nivel psicológico, “el ser humano al interactuar con el medio ambiente y en especial con seres vivos produce una liberación metabólica de ciertas sustancias vinculadas con el bienestar, como dopamina, serotonina y endorfinas» (Universidad de Chile, 7 de noviembre de 2008), lo cual ayuda a la niño y/o niño a entrar a una estado de ánimo de calma, relajación y bienestar generalizado, siendo así un puente para que las sesiones sean aún más llevaderas y estimulantes para el niño/a, y no una situación de estrés, miedo o hasta de peligro.

Sin embargo, a pesar de que la hipoterapia es un tipo de terapia alternativa que tiene muchos beneficios para todas las personas en situación de discapacidad, sigue siendo una alternativa de terapia de muy alto costo económico debido a la mantención de los caballos. Es por esto que a las personas de baja situación económica se les dificulta acceder a este tipo de terapia, por lo que debiese existir un programa inclusivo en el que todas las personas puedan tener acceso a este tipo de terapia, sin importar el ingreso económico.

Referencias Bibliográficas:

Rellena tus datos y nos contactámos a la brevedad